domingo, 20 de febrero de 2011

I M A G I N A C I O N >>

Sus pies desnudos tocaban el suelo esperándome junto a la cama, entre con cuidado por la puerta continua al pasillo en su departamento. Su mirada decía precaución y su cuerpo decía bienvenido! Su fuego reinaba junto a mi inquietud de explorar. Desabotone con calma mi camisa a pasos de su cuerpo, y me acerque sin terminar mi labor. Mi mano bajo por su espalda aun vestida, y se detuvo sólo cuando pude controlarla. Ya estábamos abrazados y me quedaba un beso para llegar a la gloria. Con suavidad deje que mis labios tocaran los suyos por instantes, e invite a mi mano derecha conocer sus brazos. Mis dedos acariciaban el contorno tembloroso de sus brazos desnudos e hicieron un pacto con los suyos, ser honestos y consecuentes con sus deseos. Mis manos llegaron a la llave de su vestido, y mi mirada no dejaba de inquietarla fijamente en la suya. Su vestido cayó cubriendo sus pies y hacia parecer que flotaba, gire por ella, apoderándome de su espalda mientras besaba su cuello y ella peinaba su pelo hacia su hombro derecho! Le quite lo poco que quedaba de ropa, me quite la mía y no deje de aprender con mis labios los detalles de su cuerpo vivido. Hoy estoy aquí, ahora estoy aquí, no tengo otro tiempo, no tengo otro presente más que este, disfruta hoy, no pienses siquiera en el ayer, menos lo hagas pensando en el mañana. Dije apoyando mi boca en su ombligo. Subí acariciando con mis dedos sus piernas y mi boca continuo por el pecho. Bienvenido al hoy. Dijo sonriendo, y me sentí finalmente en casa.

Su cuerpo fue joya sobre la cama, y su mirada en éxtasis la mejor de mis artesanías, ella no quedaba detrás en la construcción de mis fantasías, cuando no apartaba su mirada de mi existencia.

Quizás mañana, pueda saber bien. Como termina esta historia!